Disfunción eréctil, un problema más común de lo que nos pensamos - Congreso internet 3.0 · Redes Sociales & Marketing Online
Ven al Congreso internet 3.0 y aprende sobre Redes Sociales, Internet y Marketing Online.

Disfunción eréctil, un problema más común de lo que nos pensamos

La anteriormente llamada impotencia, tratada como un tabú, quedó atrás. Ahora se puede hablar de los tipos de disfunción eréctil como un problema normal, que afecta a muchos hombres pero que, atendiendo a sus causas, podemos hallar soluciones siempre con la ayuda de un buen especialista.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es un problema masculino en el cual existe una deficiencia para alcanzar o mantener la erección y, como consecuencia, de llegar al orgasmo.

Por lo general, este problema está asociado a mayores de 75 años, pero puede suceder en cualquier momento de la vida, derivado de distintas causas que a continuación os enumeraremos.

Tipos de disfunción eréctil

Hablar de los tipos de disfunción eréctil es hablar de todas aquellas causas que producen este problema, las cuales pueden ser de origen psicológico u orgánico, derivadas de enfermedades o procesos mentales:

1. Enfermedades hormonales como la diabetes, que produce un desnivel de azúcar en sangre, u otros tipos de desajustes hormonales, donde se presenta un bajo nivel de testosterona, pueden producir dificultades para mantener una erección.

2. La presión arterial desequilibrada es otro factor que repercute en la disfunción eréctil. Si crees que puedes padecer de cambios de presión y presentas problemas para mantener la erección, posiblemente sea sencillo corregir esta situación. Del mismo, los problemas circulatorios, como la aterosclerosis o accidentes cerebrovasculares, son agravantes en este aspecto.

3. La toma de ciertos medicamentos presentan efectos secundarios que pueden afectar las relaciones sexuales, como sucede con los antidepresivos, los analgésicos y tratamientos para regular la presión arterial. En este caso, se podría optar por medicamentos alternativos para solucionar el problema.

4. El abuso reiterado de alcohol y drogas, así como del tabaco, son una causa muy común de la disfunción eréctil, unos por su acción depresiva sobre nuestro organismo produce que el órgano masculino no responda adecuadamente.

5. Problemas de origen psicológico, algunos tan aparentemente simples como estar preocupados por algo nos puede disminuir la libido. También la ansiedad y el estrés pueden presentarse como inconveniente ante el acto sexual.

6. La fatiga es otro factor implicado en los problemas sexuales masculinos, ya sea derivada del esfuerzo físico o como consecuencia de una enfermedad, tal y como la fatiga crónica o la fibromialgia.

7. Las lesiones cerebrales o en las que está implicada la médula espinal pueden conllevar problemas de erección. Y cuando el sistema musculoesquelético no responde bien o está afectado por una enfermedad degenerativa, como la enfermedad de Parkinson o la esclerosis múltiple, puede conllevar también a problemas de disfunción eréctil.

Los tipos de pruebas para detectar este problema son muy variados, como variados son también los tipos de disfunciones que hay y que os hemos enseñado. Lo importante es saber afrontarlo con normalidad, sin dejar pasar el tiempo porque, como cualquier enfermedad, puede ser tratado y corregido.

Ya pasó el tiempo en que la sexualidad estaba escondida junto con sus problemas en el seno familiar. Hablar de estos temas abre la posibilidad de superarlos y poder llevar una vida confortable y sexualmente sana.

Responder

*

captcha *